Como se revisan los amortiguadores

Es importante tener en cuenta que en un coche la suspensión juega un papel clave en la seguridad del mismo. Para conseguir los mejores repuestos para tu vehículo lo mejor será visitar el despiece de volkswagen, porque allí te encontrarás con recambios de calidad y a un precio bastante ajustado.

Pero, es probable que no sepas cómo se revisan los amortiguadores de una forma correcta, y por esto te he preparado este post. Aquí encontrarás algunos consejos para que puedas revisar tus amortiguadores de una forma rápida y saber si están en buen estado o si debes cambiarlos.

Puntos clave para revisar tus amortiguadores

La revisión de los amortiguadores será realmente sencilla, y lo único que tendrás que hacer es seguir unos consejos que resultarán básicos, dentro de los cuales están:

Estabilidad del coche

Es importante fijarse en la estabilidad del coche, porque esta dependerá directamente de los amortiguadores del mismo. Para saber si el coche está estable lo mejor será aparcarlo en un lugar que sea totalmente plano y observarlo a la distancia.

Fíjate si la línea que se forma entre el pavimento y las defensas es completamente paralela, y si el coche se inclina hacia algún lado indicará que el amortiguador está fallando. Asegúrate de cambiar los amortiguadores en pares para evitar inconvenientes en tu coche.

Óxido y fugas de aceite

Es importante estar observando los amortiguadores con detenimiento para verificar si estos tienen óxido en su superficie. Esto es común cuando se conduce por terrenos que tienen una alta concentración de sal.

Por otra parte, también debes fijarte en que no tengan fugas de aceite y para ello será fundamental observar los sitios donde aparcas el coche. Porque allí podrás detectar manchas de aceite en el suelo que son un claro indicador de que necesitarás un cambio de aceite de inmediato.

Prueba del rebote

Es una de las pruebas más importantes para la revisión de los amortiguadores, porque permite determinará rápidamente el estado de los mismos. En todo caso, debes asegurarte de ejercer presión sobre la carrocería hasta que la suspensión descienda y luego tendrás que soltar esta presión.

Si los amortiguadores están en buen estado, el coche tendría que volver a su posición en un solo movimiento. Pero, si el coche comienza a dar varios rebotes, esto indicará que los amortiguadores están en mal estado, y por consiguiente tendrás que hacer el cambio de forma inmediata para evitar accidentes.