Descubre el procedimiento general para realizarte un tratamiento de microinjerto de cabello

Los microinjertos de cabello están cada vez más de moda en todo el mundo, y se han convertido en el salvavidas de esas personas que sufren de una calvicie extrema o que no han encontrado una cura para su problema, por lo que requieren hacerse una intervención con un profesional que le ofrezca buenos resultados.

Estos trasplantes son bastante sencillos y se realizan en una sola sesión por lo general, se necesita de la aplicación de anestesia local en dos zonas, la de extracción cuando se trata de cabello natural, y la de inserción que es la zona donde se aplicará el tratamiento de recuperación.

Procedimiento para realizar el tratamiento

Antes de realizarse un microinjerto de cabello es necesario que el paciente se dirija a una visita con un dermatólogo profesional, para que éste determine si se requiere realmente el tratamiento, la gravedad de la calvicie y la técnica a utilizar; una vez suceda esto y se aclare todo, esto es lo que se debe hacer:

  • Bienvenida al paciente: El día de la aplicación del tratamiento se le hace la bienvenida al paciente y se le explica paso a paso a lo que debe someterse, todo esto se hace por etapas y si el paciente tiene dudas se le responden antes de comenzar la aplicación.
  • Realización de fotografías: Una parte imprescindible del tratamiento es la realización de fotografías antes y en los meses posteriores a la aplicación del tratamiento, de esta manera se puede evaluar el progreso del mismo conforme a la documentación realizada.
  • Diseño de zonas: El objetivo de esta etapa es escoger la zona de donación que mayores unidades foliculares ofrezca, para luego limpiar la zona de inserción y comenzar con la aplicación del tratamiento; se delimita la zona del cuero cabelludo con marcador indeleble y se prepara al paciente.
  • Recomendaciones para postoperatorio: Luego de culminar con el trasplante de cabello y el posterior lavado y descanso de las zonas, se procede a darle al paciente las recomendaciones para su recuperación efectiva, destacando en la limpieza y mantenimiento de ambas zonas.

Pasados unos meses después de aplicar el microinjerto de cabello y de haber tenido una excelente recuperación, se procede a realizar fotografías periódicas para evaluarnel progreso y se estudia al paciente, de forma que se pueda saber si ha sufrido de efectos secundarios o si está completamente sano.