Rutina deportiva para las amas de casa

Si eres ama de casa seguramente has asumido el mando total del hogar sobre todo si tienes hijos pequeños.  En este sentido, es muy común que hayas abandonado las idas al cine, las reuniones de noche y los ejercicios por la falta tiempo, que parece ser la principal carencia de esta generación.

Si es así, esto es un grave problema que podría repercutir en tu carácter, ánimo y salud. Lo más recomendable y adecuado es que puedas organizarte de tal modo que no tengas que renunciar a los buenos hábitos como el de hacer ejercicio pero al mismo tiempo seguir siendo una excelente ama de casa.

Importancia de hacer ejercicio para la mujer

Los doctores recomiendan para prevenir ciertas enfermedades la práctica del ejercicio físico al menos 2 o 3 veces por semana, que además de distraerte o relajarte, contribuye a mantener un peso corporal saludable.

Ejercicios para amas de casa

Practicar ejercicio mientras cumples con la faena diaria de tu hogar, es indudablemente una buena opción para combinar ambas tareas, factor indispensable de toda ama de casa. A continuación, toma nota de la siguiente rutina que podrás implementar haciendo uso del mobiliario que te rodea.

Estiramiento: Una vez despierta, ponte de pie y poco a poco ve estirando los tendones o extremidades de abajo hacia arriba (pies, rodillas, caderas…cabeza) o viceversa.

Sentadilla: Mientras te cepillas los dientes, puedes comenzar a ejercitar las piernas, haciendo 2 o 3 series de 10 repeticiones de sentadillas.

De puntillas: Cuando te encuentras de pie, por ejemplo, al momento de enjabonar platos, prueba separar los pies a la anchura de la cadera y elevar los talones para luego dejarlos caer sin tocar el suelo, realiza al menos unas 3 series de 15 repeticiones. Te ayudará a lucir unas pantorrillas firmes y definidas.

Tríceps: Mientras ves televisión en la sala o estas esperando que termine el ciclo del lavado, apoya ambos pies en el suelo, así como las palmas de las manos en el asiento de una silla o sofá y sostente fuerte mientras bajas tu glúteo al suelo sin llegar a tocarlo, luego regresa a la posición inicial y repite varias veces.

Cintura y abdominales: Para reducir tu cintura párate firme, separa las piernas y mueve solo el torso de un lado a otro con movimientos definidos y cortos de 15 a 20 veces repeticiones por serie.

Por último y para fortalecer el abdomen, túmbate boca abajo en el suelo y apóyate únicamente con las puntas de los pies y los antebrazos, siempre manteniendo el abdomen contraído y la espalda recta, por lo menos 30 segundos por cada repetición.

Zancadas: cuando te desplaces o estés pasando la aspiradora, da un paso un poco más grande de lo habitual, apoya tu pie y baja el cuerpo flexionando la rodilla con el torso recto hacia atrás hasta que toque casi el suelo, luego regresa a la posición inicial o alterna las piernas. Has varias repeticiones por serie.

Conclusión

No hay excusas para descuidar la salud, así que si eres un ama de casa agobiada de trabajo quizás las obligaciones diarias no te permitan inscribirte en un gimnasio, sin embargo, esto no es excusa que te impida ejercitarte.

Te sugerimos empezar una rutina de unos 10 minutos al día acompañado de un pulsómetro GPS y que poco a poco deberás ir aumentando tanto en duración como en grado de exigencia. Incluye nuevos ejercicios caseros cada semana para no aburrirte pero que no impidan tus obligaciones diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *